asteartea

Quizá nunca leas esto

Todos nos estamos yendo
Del sol, de los días
De las noches que parecen eternas
Si las cuentas con la vocación
Con la que nos miran las estrellas.

Nada permanece
Sólo la mirada, que se engaña
Que se aferra al pasado para definirse
Como algo vivo

Al final,
Este día quedará vacío,
Tibio de nuestra existencia breve
Inmóvil en un papel o un puñado de palabras
Que jamás tendrán un destinatario único

Tu cuerpo breve
Tus manos
Todo se borrará en la caricia tibia del olvido
Todo será ausencia plena
Un suspiro a medianoche
Un poema que jamás será leído

Todos nos estamos yendo
Sólo de nosotros quedan
Las nubes que superan nuestros ojos
La ausencia que filtra nuestro silencio

Todos nos vamos
Pero la memoria queda
Para hablarnos de cómo fuimos
De cómo deseábamos ser.
Argitaratu iruzkina