asteartea

Sucede

Sucede que, de pronto,
el hombre se levanta
y mira a su lado
y mira al techo,
al espejo
y sabe que está sólo

Sucede entonces
que sale a la calle,
para ver si se encuentra
leyendo el periódico
tomando café
o escuchando los tristes graznidos
de las aves del mediodía.

Sucede que se busca
para saber si está vagando,
pero no se encuentra y se siente sólo.

Entonces entra
en un portal cualquiera
y pide agua, aire o ambrosía
para refrescar su memoria,
para confirmar su olvido.

Mira entonces en el agua,
en el rostro del señor que pasa
sin verle
sin advertirle por lo menos
que está solo.

Sucede entonces
que el hombre llora
y con su llanto
marca de gaviotas el atardecer,
que acumula palabras y cansancios,
y sucede que el hombre
cansado también
decide dejar de existir.
Argitaratu iruzkina