astelehena

Viajar

Nadie sabe por qué viaja el hombre. Por hastío, por conveniencia, por aburrimiento. Seguro es por aburrimiento.

Justo ahora, mientras espero que un aparato, nacido de una especie de sueño que me llevará lejos en poco tiempo, he pensado que siempre estamos viajando
Porque el viaje no es sinónimo de distancia, es sólo un largo recorrido.

Mucho tendría que ver quien quisiera conocer mis viajes, la mayor parte de ellos para intentar descubrirme. Pero de poco han servido, suelo llevar mi propia isla interna a todos lados.

Viajar es dejar atrás cosas, sitios, personas a las que se sabe que volveremos, de una u otra forma. Es saber que es imposible huir de la vida.

También es un reto, una manera de abrir de nuevo los ojos para sorprenderse. Y hacerlo con tanto gusto.

Argitaratu iruzkina